Vacía

Por fin.

Mi Magdalena ya está tranquila, al menos bastante más tranquila que estas semanas atrás. El otro día habló con él y le pudo decir lo que sentía, por qué estaba dolida y enfadada con él. Aunque sabe que, seguramente, él se quedó con lo que se quiso quedar de la conversación y, por supuesto, todo le da igual.

Hay gente que confunde ser sincero con decir las cosas sin pensar. Y son cosas bastante diferentes.

Pero bueno, hay gente egoísta y que no quiere ver lo que ha hecho, aunque se lo expliquen tranquilamente. Y sí, él ha sido un egoísta que no se ha preocupado un carajo por Mi Magdalena. Ella lo sabía, pero ahora lo tiene clarísimo. Nadie que no lo sea deja una conversación importante a medias y se va, para no volver a dar señales de vida.

Con eso, terminó de demostrarle todo.

Pero bueno, Mi Magdalena casi está por decirle que gracias, que le ha ahorrado un tiempo precioso poniéndole las cosas así de fácil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s