Vuelven

los recuerdos de Mi Magdalena. Los recuerdos de una semana en la que volvió a su Komala particular. Donde quizá no debió volver porque, ya lo dice el de Úbeda: al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver.

Ahora anda, Mi Magdalena, descubriendo el precio del billete a Komala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s