Es complicado saber

por dónde va a salir Mi Magdalena estos días.

Tiene un nudo dentro de ella que no la deja seguir adelante. Le queda una conversación, decirle todo lo que quiere decirle, no se quiere dejar nada en el tintero. Quiere ser sincera. Ser sincera y decirle que le ha hecho daño, que la próxima vez…oh wait! que no va a haber próxima vez, que a partir de ahora busque otro sitio en el que poder vomitar todos sus pensamientos, ser sincero y cualquier tontería que se le ocurra.

Que sea un inmaduro, un idealista y un tonto del haba en cualquier otro lado. Pero no con ella. Ella ya ha acabado de hacer el gilipollas aquí. Aunque cuando se lo diga se va a pegar el sofocón del mes. Quizá no en ese momento, quizá en la siguiente media hora, quizá dos días más tarde.

Pero ya no aguanta más, Mi Magdalena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s